Preencha os campos abaixo para submeter seu pedido de música:

¿Es mejor dormir con o sin medias?

medias-para-dormir

Comenzó la época de frío y los dos bandos se vuelven a enfrentar en una “pelea” que se repite cada temporada otoño/invierno

La respuesta científica de cómo deben estar los pies al dormir
La respuesta científica de cómo deben estar los pies al dormir.

Comenzaron los primeros fríos y, con ellos el debate de cómo se debe dormir: con o sin medias. Los mitos van desde los que aseguran que acostarse con medias afecta a la salud y los que afirman que con bajas temperaturas el cuerpo tiene que estar cubierto.

Por eso, LA NACIÓN consultó al doctor Oscar Gural Romero, Jefe del Servicio de Flebolinfología de la Fundación Favaloro, para tratar de saber si existe una forma ideal de tener los pies, desde la mirada médica, a la hora de dormir.

“Desde el punto de vista venoso no hay ningún fundamento para dormir con medias porque el juego de presiones sólo funcionan cuando el paciente camina o está de pie”, fue lo primero que dijo el profesional y detalló: “Solo sería necesario si el paciente tiene úlceras, trastornos en la piel o trombosis donde las medias de compresión pueden mejorar el pronóstico y se las debe usar todo el tiempo”. Fin del mito: dormir con medias no ayuda a aplacar el frío en los pies.

El profesional reveló una estadística poco conocida para los que no están en la materia. “El 95 por ciento de la población padece de enfermedades venosas, pero solo en el 30 por ciento son sintomáticas. Ejemplo, uno puede tener várices pero que no duelan. Sin embargo, como es una enfermedad evolutiva no sólo genera un problema estético, sino que puede derivar en una patología mayor”.

Sobre cómo evitar padecer problemas circulatorios en las piernas, dijo: “La media es lo único que está demostrado que evita la evolución de la enfermedad. Si la gente las usara desde la adolescencia, mi especialidad no existiría”.

Al ser consultado sobre el origen de las patologías, detalló: “La enfermedad venosa es hereditaria, tiene un factor congénito, es evolutiva, incurable, pero tratable”.

Para cerrar la entrevista, se le hizo una pregunta personal al especialista. ¿Usted, duerme con medias? “No es necesario dormir con medias. Yo duermo sin”, contó.

Para aquellos de dicen tener siempre los pies fríos el especialista explicó. “En esos casos, tienen una base neurológica relacionado al sistema simpático y parasimpático que son los que provocan la contracción y relación de las venas y arterias. Por ejemplo los cambios de temperaturas, cambios de humor, situaciones de estrés pueden hacer que los pies o las manos se pongan fríos hacen que se contraigan las venas y por eso se enfría la piel. Sin embargo, también se debe descartar que no haya un problema arterial”.

Fuente: La Nación

chupar las medias

Cuando se dice “chupar las medias” se está haciendo referencia a una persona que tiene una actitud servil y de sometimiento hacia otra para obtener algún favor o finalidad, aunque quede en evidencia lo que está haciendo.

Clase: frase popular formada por un verbo en infinitivo (chupar); un artículo femenino plural (las) y un sustantivo femenino plural (medias).

Definición de chupar las medias

La definición correspondiente a la frase popular “chupar las medias” oriunda de Argentina, también usada en Uruguay y Paraguay es: actitud de todo individuo interesado que actúa de manera obsecuente para ganar la confianza de alguien, en busca de su beneficio personal o para conseguir cosas materiales.

A este tipo de personas se las denomina “chupamedias”, aunque a ellos no les importe, debido a que lo que realmente los ocupa es conseguir su fin. Este término bien rioplatense, ha sido utilizado como personaje en programas televisivos cómicos debido a la riqueza de situaciones en las que se lo puede encontrar sobre todo en el ámbito laboral. Desde ser el que limpia el sillón del jefe con su saco antes de que aquél se siente, o el que es capaz de quedarse toda una noche trabajando sin dormir para que su superior lo considere el mejor empleado.

Siempre la finalidad es que conseguir que la persona a la que se la adula, tenga un buen concepto y confíe en él. Aunque también puede suceder todo lo contrario y “chupar las medias” a su superior puede volverse un verdadero boomerang.

Pero si bien esto se ve en el ámbito laboral, también puede verse en el deportivo, cuando alguien está reverenciando a un jugador o un dirigente. O en el político, cuando algún periodista toma una actitud servil ante algún gobernante. Inclusive en el privado y personal cuando alguien se hace el simpático y festeja todo lo que dicen sus futuros suegros para caerles bien.

Desde ya que el principal perfil de esta gente es ser hipócrita, ser chismoso, porque de esa manera siempre consigue rebajar a los demás para posicionarse mejor él. Y por supuesto, son malos amigos.

En cuanto al origen de “chupar las medias”, obviamente es una hipérbole que lleva a la máxima expresión el ritual de admirar y reverenciar que se utilizaba en la antigüedad que consistía en besar los pies de una persona o imagen. Esta práctica ya se conocía entre los romanos, que la realizaban para honrar a sus dioses, besando los pies de las estatuas en las que estaban representados sus dioses. Influenciado por esto, es probable que de ella se haya desprendido la costumbre dentro de la Iglesia católica de besar los pies de las estatuas de los santos. También los caballeros medievales se arrodillaban ante los monarcas o señores para besarles sus pies.

Fuente: Diccionario actual

Últimas noticias

Últimas do blog

Estamos conectados

AMOR ES GDS

La experiencia se logra conociendo buena gente en el camino de la vida, es la retribución de pensamientos y conocimientos sobre lo que nos apasiona yendo siempre por más, porque los objetivos tienen un destino pero no un final. Guillermo Sammartino